Fiestas Swinger LLV

0 comentarios
Atrás quedaron las épocas en las que salir de fiesta sw era una enorme interrogante. ¿Cómo estará el lugar? ¿Qué tipo de gente irá? ¿Ligaremos? ¿Nos ligarán? ¿Tendremos que salir corriendo asustados por la fauna local? Nadie mejor que nosotros entiende a los novatos porque nosotros lo fuimos durante muchos, muchos años. Iniciar en este deporte es emocionante, pero la incertidumbre es tal que puede paralizar a cualquiera. Digo todo esto porque algunas veces, tenemos la sensación de que el medio liberal mexicano, que aún está lejos de ser perfecto, maduró al mismo ritmo que nosotros, y que ahora que nos sentimos en un escenario ideal, seguramente tiene que ver con que cada vez hay mejores opciones, es decir, hay más opciones. Reseña completa aquí.






Libertines

0 comentarios
"Muerto de hambre" me quedé pensando en las razones por las que, en nuestra hambrienta sociedad, apelar a la necesidad económica de otro ser humano es una forma de insultarlo, cuando, al salir del club swinger Libertines, el gerentecito me grito a la espalda "Muerto de hambre". Luego nos tomó todo el camino de regreso pasar el mal trago, recuperar nuestro buen humor y llegar a casa para follar a pierna suelta.  Reseña completa: aquí

Una historia de Desire

0 comentarios
     Mariana está cansada. Me dice que esta noche no quiere bajar a la disco, que prefiere quedarse en el cuarto y ordenar la cena. Me resigno; cada vez que estamos en Desire, ella se transforma en un hada madrina de lo erótico. ¿Con qué cara decirle hoy, que es nuestra primera noche, que me muero de ganas de salir a jugar como los niños chiquitos, de hacer amiguitos, de follar hasta que se acabe el Red Bull? Ni modo, mañana me desquitaré desde temprano. Ahora no me queda sino un baño de agua caliente, lo más caliente posible para adormecerme y no escuchar la fiesta en el Melange. Salgo de la regadera un poco mareado y pensando en ese colchón donde se duerme mejor que en ninguna otra parte del mundo. No logro precisar cómo ocurre, pero sobre el sillón, Mariana está desnuda con las piernas abiertas. Suda. Me pide que vaya con ella, pero el efecto del agua caliente me tiene aún desorbitado. Camino cruzando desnudo frente al balcón abierto. Lo hago a propósito, esperando que el aire del exterior me devuelva a la realidad. Afuera, las parejas van de un lado al otro con disfraces atrevidos. Adentro, ella sobre el sillón se extiende como camino sin regreso. Los muslos separados sin pudor alguno. La mano en el sexo y en la mano un vibrador que yo no conocía. Reseña completa : aquí
   




SQ, el poder del desfío las y parejas E.V.A.

1 comentarios

Me llamaba la atención que SQ se definiera como una opción, no swinger sino E.V.A. (Estilo de Vida Alternativo) Es decir, defienden que el mundo SW está ya muy acorrientado y que es necesaria una nueva ideología. En parte coincido con esto, cuando menos en la mayor parte de los casos de la Ciudad de México. Me parecía curioso que su presencia en la red es casi nula, y pensé que si el club que más me gusta fue el más difícil de encontrar, y el que menos, el más sencillo, quizá también hablaría del tipo de parroquianos, tal vez,  más selectos y menos proclives a soluciones simples. No sé, hasta ahora, sólo elucubraciones. Reseña completa: aquí

Dreams,

3 comentarios
Alguna vez alguien me dijo con sorna a propósito de unas fotos de orgías albergadas en la red que si todos los swingers de esta ciudad son feos, o que si los swingers bonitos se reunen a escondidas de los demás, para que nosotros, los swingers feos nunca sepamos de ellos. 
Hace tiempo que Mariana y yo perdimos esa batalla. En una sociedad tan estratificada como la mexicana, la única teoría que se me ocurría al respecto es que eramos pocos los que nos aventurábamos a descender por las escaleras de la noche con el riesgo de toparnos con algún conocido. Por lo tanto los contados clubes para parejas estaban ocupados con personas que poco tenían que ver con lo que nosotros buscamos. Y en fin, si se trataba de gente con la que no querríamos platicar, ¿por qué querríamos desnudarnos frente a ellos? Reseña completa: aquí

La Casa Swinger

3 comentarios
Mariana decidió que el Club de Pedro ya no es una opción, y cada vez es más difícil encontrar lugares para ir a hacer travesuras dentro de la Ciudad.  Por eso aprovechamos que acabábamos de tener una cena coqueta en la Colonia Nápoles, que Mariana estaba linda y que yo me había arreglado para salir.
-¿Probamos Casa Swinger?
-¿Que sabes de ella?
-No gran cosa; que está por acá y que podemos llamar para preguntar?
-Vale
Reseña completa; aquí

De vuelta en El Real

0 comentarios
La semana pasada volvimos a El Real y finalmente conocimos sus nuevas instalaciones. Ahora tiene más cara de antro y no sé si eso sea bueno o sea malo. Pero llegamos tarde y cansados de la carretera así que nos sentamos en un rincón de la barra a recuperar las fuerzas. Mariana traía minifalda, pero el frío le había dejado puesto el suéter del camino. Brandy y mojito nos acompañaron a reencontrarnos. La luz le caía bien sobre la cara. Los banquitos altos me parecen sensuales porque invitan a jugar con las piernas, y por otro lado, nadie en el lugar hablaba con nosotros, de hecho creo que nadie nos vio entrar siquiera. Reseña completa aquí